Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 abril 2017

Por un sistema linfático sano

Alimentos, plantas, DLM y otras 3 maneras de mantenerlo sano

Hoy hablamos del sistema linfático y de su importancia para nuestra salud.  El sistema linfático vigila nuestros líquidos internos y se ocupa de eliminar sustancias nocivas, como agentes patógenos o toxinas.  Es un sistema de drenaje cuya función principal es la de filtrado y eliminación de impurezas, pero también contribuye a nuestra salud inmunológica; produce anticuerpos y linfocitos.   Los ganglios linfáticos se concentran en tobillos, hueco de la rodilla, ingles, zona abdominal, intestinos, tórax, axilas, codos y cuello.

Entre  los problemas más habituales que nos encontramos si nuestro sistema linfático no funciona a la perfección, están, además de un organimo intoxicado, la retención de líquidos, la celulitis, el exceso de peso, desórdenes digestivos e inflamaciones como artritis, o sinusitis, rinitis, etcétera.

Recomendamos ejercicio físico diario como practicar yoga, caminar una hora diaria y realizar estiramientos, practicar ejercicios de respiración profunda, acudir a saunas y baños turcos, recibir duchas frías y calientes, beber agua mineral abundante, y tomar alimentos orgánicos, verduras de hoja verde oscuro, frutas bajas en azúcar (pomelo, piña, sandía, manzanas, naranja, plátano, aguacates, arándanos y otras bayas y frutas del bosque), nueces, almendras, ajo, cebolla, puerro, espárragos, semillas de lino y de chía, probióticos, y una taza de caldo depurativo al día (con col, tomate, pimiento verde, cebolla y  apio); y evitar alimentos procesados, aditivos, sal, azúcar, lácteos, alcohol y carne roja.

Además recomendamos plantas medicinales especiales contra la grasa abdominal y muy beneficiosas para nuestro sistema linfático: jengibre, canela, anís estrellado, romero, comino, perejil, cilantro, manzanilla con anís después de comer o té de Ooblong antes de acostarte.

Y ya que estamos realizando nuestro “Reto Operación Bikini 2017-especial abdomen”os diremos que una de las mejores maneras de reducir abdomen y de cuidar nuestro sistema linfático es recurrir a los masajes reductores y de Drenaje Linfático Manual en la zona abdominal.  El DLM consiste en movimientos suaves, lentos y rítmicos, ejerciendo un ligero bombeo de la linfa, dirigiéndola por sus vasos linfáticos hacia los colectores del cuerpo que se encargaran de derivar las toxinas para su eliminación.  Estos masajes tonifican la musculatura, movilizan la grasa, mejoran la circulación y además relajan; previenen y mitigan las varices y la pesadez e hinchazón de piernas y pies. Es un excelente remedio contra el cansancio y la fatiga y uno de los mejores masajes anti-estrés.  Según nuestras clientas, es como sentir olas de relajación que van y vienen desde las piernas hasta la cabeza; algunas incluso sienten el fluir de la linfa por el cuerpo, y todas dicen que es una experiencia gratificante.

No conviene recibir estos masajes justo después de comer; puedes pedirnos cita a media mañana para depurar durante todo el día, antes de comer o a media tarde para relajarte,  o a última hora, para que el sistema linfático limpie por la noche.  Te enseñaremos a hacerte un auto-masaje reductor en casa y te regalaremos un frasquito con nuestro aceite reductor, con aceite de almendras y esencias de aromaterapia.

Nuestras sesiones de masaje de reducción de abdomen tienen una duración de 45 minutos aproximadamente y  un precio de 35 euros.

Y otras 3 maneras de mantener tu sistema linfático saludable

El sistema linfático trabaja en colaboración con el sistema sanguíneo y con el sistema inmunológico, y nos permite luchar contra infecciones, virus e incluso cáncer.

Es importante destacar que al contrario de la circulación sanguínea que es propulsada por la acción del corazón, la linfa fluye hacia el cuello, pero sin nada que la bombee, y solo es impulsada por el movimiento corporal o por los masajes de drenaje linfático.

A través del movimiento, la linfa circula y puede así cumplir con sus funciones.  Damos a continuación una breve guía con 3 maneras de mantener tu sistema linfático saludable:

1.- Movimiento

Las vías linfáticas y los ganglios se encuentran principalmente en las piernas, brazos y torso, por lo que es necesario que nos movamos para mover nuestra linfa y hacerla circular sin que se estanque.  El ejercicio diario moderado mejorará nuestro sistema linfático. Bailar, subir escaleras, contraer y relajar la musculatura, caminar moviendo los brazos, yoga, tenis, golf, natación, aerobic, saltos y “rebounding”, que es como saltar arriba y abajo en un trampolín.  Ya que la linfa fluye verticalmente se recomienda este ejercicio de rebote en posición vertical, más que en horizontal.  De esta manera, bombeamos la linfa hacia arriba, activamos los vasos linfáticos y masajeamos órganos vitales; fortalecemos nuestros huesos y evitamos presión en huesos y articulaciones.  Fortalecemos también el corazón, promovemos la desintoxicación corporal y equilibramos el sistema endocrino.  Además es divertido.  Empieza con cinco minutos al día, hasta 20 ó 30.  Y vuelve a saltar en las camas elásticas como cuando éramos niños.

2.- Respiración profunda diafragmática

De esta manera, nuestros pulmones ejercerán presión en nuestra caja torácica; esta respiración alivia el sistema linfático, facilitando el movimiento de la linfa a través del torrente sanguíneo e incrementando la eliminación de toxinas.  Inhala profunda y rápidamente por la nariz, mantén el aire durante 4 segundos y exhala por la boca en dos segundos.  A medida que practicas, puedes aumentar los tiempos.  Inhala en 5, aguanta 20 segundos reteniendo el aire y exhala lentamente contando hasta 10.  Exhalando en el doble de tiempo que al inhalar, oxigenamos la sangre y activamos el sistema linfático.  Practica esta respiración 2 ó 3 veces al día, durante un par de minutos.

3.- Cepillado en seco

Eliminaremos toxinas y estimularemos el sistema linfático.  Hazlo por la mañana, antes de la ducha, ya que al dormir eliminamos toxinas por la piel y con  este hábito las barremos por completo.  Con un guante de crin natural, comienza por las plantas de los pies y vete subiendo por las piernas en dirección al corazón. Después comienza con las palmas de las manos y vete subiendo por los brazos.  Tan solo te llevara 5-10 minutos; puedes hacerlo a diario o 3 veces por semana como mínimo.  En zonas delicadas como el abdomen, el pecho y el cuello, hazlo más suavemente.

Estos simples pequeños esfuerzos combinados con una alimentación basada en alimentos orgánicos y bebiendo agua mejoraran la eficiencia de su sistema linfático, y, a cambio, tu sistema linfático protegerá y defenderá tu organismo entero.

Read Full Post »

Cómo combatir la celulitis

cropped-virabhadrasana1_2.jpg

Nos afecta a todos, hombres y mujeres, aunque no por igual.  Más del 90% de las mujeres tienen celulitis; y las delgadas también.  Se localiza en el interior de las rodillas, en muslos, nalgas, vientre, en el interior de los brazos y en el cuello.   Y no es sólo cuestión de estética; las células grasas, al crecer, bloquean la circulación sanguínea y la linfática, encargada de depurar el organismo.

Además de seguir una dieta, te recomendamos beber mucha agua, infusiones, realizar ejercicio físico, utilizar cremas anti-celulíticas y geles exfoliantes; realizarte cepillados de la piel en seco con guante de crin antes de ducharte, tomar duchas a presión desde la rodilla hasta la ingle, y  realizarte automasajes, o pedirnos cita para despreocuparte mientras nosotras nos ocupamos.  En nuestras sesiones de masajes anti-celulitis, utilizamos aceite de almendras dulces y aceites esenciales específicos para combatirla.

¿Por qué tenemos celulitis?

– Por exceso de estrógenos que favorecen la acumulación de agua y toxinas en los tejidos; puede deberse a la toma de anticonceptivos o a particulares condiciones del organismo, como pubertad o embarazo, y a otros factores.

– Por mala circulación.

– Por problemas hepáticos: un hígado que no realiza correctamente su función antitóxica potencia la acumulación de residuos.

– Por abusar de ropa ajustada.  Ha de ser cómoda, amplia y de tejidos naturales que permitan la transpiración de la piel.

– Por el tipo de trabajo, por sedentarismo, por pasar mucho tiempo sentado o mucho tiempo de pie.

– Por abuso de tabaco y alcohol.

– Por hábitos alimenticios

– Y entre otras causas más, por estrés

¿Qué alimentos ayudan a combatir la celulitis? Además de los que enumeramos a continuación, un tazón de avena para desayunar, y mango, peras, papaya, quinoa, brócoli, espárragos, ajo, uvas con sus pepitas y yogur – toma uno al día y aplícalo también en la zona a tratar.

– Fresas: sólo 27 calorías por cada 100 gramos; su alto contenido en agua y potasio explica su poder diurético; ricas en fibra que lucha contra el estreñimiento; y aportan hierro y vitamina C.

– Kiwi: es un excelente laxante de elevado contenido en vitamina C y potasio.  100 gramos aportan 50 calorías.

– Piña: 41 calorías por cada 100 gramos; ayuda a digerir las proteínas, posee propiedades anti-inflamatorias, acelera la reparación de los tejidos y elimina toxinas y líquidos retenidos.

– Pomelo: es un excelente purificador matinal, rico en vitaminas y minerales (calcio, hierro, fósforo, magnesio y potasio).  Actúa como diurético y purificador de la sangre y desintoxica el organismo.  Tomado en zumo por la mañana, media hora antes de desayunar ayuda a eliminar las toxinas producidas por la noche.

– Hinojo: panta diurética rica en vitaminas A y C, potasio, calcio, fósforo, magnesio, hierro y cinc.

– Apio: es diurético, saciante y calmante, que ayuda a luchar contra el estrés y la ansiedad.

– Zanahoria: excelente para la piel, rica en betacarotenos o provitamina A; suministra fibra que acelera la eliminación de los residuos de la digestión.  Al igual que el apio, es excelente para tomar entre comidas, para saciar el hambre.

– Proteínas: mantienen eficientes los músculos, limitan la expansión de las células grasas y evitan la retención de líquidos.   Las proteínas vegetales (soja, cacahuetes, alubias, lentejas, almendras, guisantes, garbanzos, avena, trigo, pan) pueden cubrir nuestras necesidades diarias.

Evita los fritos, salsas o comidas muy elaboradas y ricas en grasas.   Reduce el consumo de sal, y mitigarás la retención de líquidos.  No abuses del azúcar y los dulces y sobre todo, no los comas de noche; provocan una rápida acumulación de grasa.

Y entre las comidas bebe dos litros de agua al día, incluyendo té verde que acelera el metabolismo y quema grasa, o té rojo, infusiones de jengibre, cúrcuma, canela, romero, hinojo, diente de león, cola de caballo, tomillo, abedul, castaño de indias, centella asiática, y extractos de equinácea y de alcachofa.  Si te resulta más fácil compra mezclas ya preparadas, que se comercializan como infusiones drenantes o depurativas; o cápsulas.

Y ejercicio: caminar, nadar, correr, montar en bici, patinar, o sentadillas, zancadas, o Yoga, Tai  Chi o Chi Kung, que son nuestras actividades favoritas.

Arriluze Salud Natural

Read Full Post »